14/1/17

Qué cocinar con judías verdes

Ejotes, vainica, poroto, vainas, mongetes tendres, son muchos los nombres para identificar a las judías verdes.
Se duda acerca de su origen, pero fue durante el siglo XVI que se introdujo en Europa durante las expediciones a América.

Las judías se catalogan en dos subespecies:

Judías de enrame: se caracterizan por su vaina gruesa y aplanada. Son matas de tallos largo que se sujetan con cañas.

Judías enanas: son de vaina más estrecha y redondeada. Sus matas son de tallo corto.

O por su color, como:

Perona: aplanadas y anchas, son tiernas y no contienen hebras.

Elda: presentan vainas planas, anchas y cortas, son tiernas y tampoco presentas hebras.

Bobby y las Emerite: son vainas redondas, de tamaño pequeño y carnosas.


Cuando vayamos a comprar judías verdes, seleccionaremos las de color vivo y brillante. No deben ser muy duras al tacto, si al doblar la vaina no se rompe con facilidad las descartaremos, ya que nos indica que no son frescas.

Para conservarlas en casa, las guardaremos en la parte menos fría del frigorífico, dentro de una bolsa de plástico perforada, de esta forma mantendrán sus cualidades durante 5 o 7 días.

Aquí os dejo alguna sugerencia:

Judías verdes al pesto con jamón ibéricoVerduras con crema de tomate
Ensalada verde de judías verdes y beiconJudías verdes con ajada

1 comentario:

  1. Todas las propuestas me parecen deliciosas, ademas las judias verdes son una verdura que me encanta y como habitualmente!!!
    Besitos reina

    ResponderEliminar

En este blog encontrarás recetas que preparo en mi casa, bajo mi experiencia y como le gustan a los míos. No tengo más experiencia en la cocina que la que me enseña el día a día al tener que ponerme delante de los fogones.

Si tienes alguna pregunta y puedo ayudarte lo haré encantada. (nemavega@gmail.com)

Muchísimas gracias por vuestra visita.