15/2/16

Galets rellenos de espinacas

El Galet tiene forma de caracola y podemos encontrarla de varios tamaños. En Cataluña es muy conocida por ser un ingrediente imprescindible durante las fiestas navideñas, en muchos hogares se cocina la tradicional sopa de galet y se utiliza los más grandes.

Debido a su gran tamaño es una pasta que nos permite también rellenarla con carne picada, crema de quesos, verduritas, setas, pero hoy vamos a rellenarla con espinacas.

Esta receta la vi en el blog de Miquel pero yo la he adaptado a los ingredientes que tenía en casa.


Ingredientes
para 4 personas
2 cucharadas de pan cracker Santa Rita
1/2 vaso de leche
400 gr de espinacas crudas
100 gr de queso philadelphia
50 gr de queso roquefort troceado
un puñado de piñones
1/2 cebolla 
parmesano recién rallado para gratinar
Para la bechamel
20 gr de mantequilla
1/2 cebolla muy picada
1 cucharada sopera de harina
250 gr de leche
sal
pimienta recién molida

Nota: calcular 7 u 8 galets por persona, pero poner más en la olla , ya que se rompen algunos durante la cocción.

Preparación

Ponemos abundante agua salada a hervir en una olla grande para que tengan espacio, hervimos la pasta el tiempo que nos indique el paquete.

Tostamos los piñones en una sartén y los reservamos.

Cortamos 1/2 cebolla en brunoise y la ponemos a pochar en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen, cuando esté tierna y transparente vamos añadiendo las espinacas poco a poco para que vayan perdiendo el volumen.

Añadimos los quesos y mezclamos para que vayan mezclándose.

En el vaso donde tenemos la leche añadimos las 2 cucharadas de pan rayado cracker, mezclamos y lo incorporamos en la sartén donde tenemos las espinacas, añadimos los piñones y cocemos todo el conjunto unos minutos. Reservamos.

En una sartén ponemos la otra media cebolla a pochar con la mantequilla, cuando esté dorada y tierna añadimos la harina y tostamos unos minutos.

Vamos añadiendo la leche poco a poco y removiendo constantemente para que no queden grumos. Salpimentamos a gusto y terminamos la cocción, hasta que espese, no nos debe quedar muy espesa.

Rellenamos los galets con la ayuda de una cucharita o ponemos el relleno en una manga pastelera.

Ponemos un poco de bechamel en el fondo de los platos donde vamos a servir los galets y que sean aptos para el horno, repartimos los galets y rallamos el parmesano.

Gratinamos unos minutos al gusto y servimos.

7 comentarios:

  1. Un plato sencillo y delicioso, te ha quedado de lujo.
    Un besito desde Las Palmas!

    ResponderEliminar
  2. A parte de ponerlos en la sopa de Navidad, me gusta rellenarlos de diferentes cosas. Tienen muy buena pinta!! Besos guapi!

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Triunfaste sin duda alguna,me encantan los galets rellenos.Tu versión fantástica.
    Gracias por el enlace.
    petons

    ResponderEliminar
  4. Bon farcit. i verd! :))))). i amb carn o peix deliciosos. Petons

    ResponderEliminar
  5. Ummm qué ricos, con lo que me gustan las espinacas.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Que versatiles son estos galets..este relleno ya mismo lo preparo
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Un plato exquisito!! Las espinacas me gustan cada dia más!! Bss.

    ResponderEliminar

En este blog encontrarás recetas que preparo en mi casa, bajo mi experiencia y como le gustan a los míos. No tengo más experiencia en la cocina que la que me enseña el día a día al tener que ponerme delante de los fogones.

Si tienes alguna pregunta y puedo ayudarte lo haré encantada. (nemavega@gmail.com)

Muchísimas gracias por vuestra visita.