27/10/14

Tartifflette con Reblochón de Saboya

Bienvenido otoño y bienvenidos los platos calientes y contundentes. Y este lo es, es de los que te hacen entrar en calor rápidamente.

El Tartiflette es una receta francesa de Saboya, esta elaborada con patatas, bacon, queso Reblochón, nata y vino blanco y luego se gratina hasta que el queso bien burbujeante.

No es un plato que guarde una tradición antigua, es relativamente reciente, fue creado en los años 80 por los integrantes del comité local del queso, para aumentar las ventas del queso Reblochón. Pero obtuvo tanto éxito que los habitantes de la zona se sienten identificados con este plato y ahora goza de una gran importancia en la gastronomía francesa.

La receta es del blog Food & Cook.


Ingredientes
para 4 personas
700 gr de patatas
3 cebollas grandes
200 gr de bacon ahumado
2 dientes de ajo
2 cucharadas de vino blanco
200 ml de nata líquida
sal
pimienta
300 gr de queso Reblochón 
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta
romero

Preparación

Lavamos muy bien las patatas, ya que vamos a consumirlas con su piel. Las cortamos a rodajas de 1/2 cm aproxidamente. Las ponemos en una cazuela y cubrimos de agua junto con una ramita de romero y sal, las llevamos a ebullición durante 5 minutos, escurrimos y reservamos.

En una sartén doramos el bacon cortado a dados sin aceite, la propia grasa del bacon será suficiente. Reservamos.

Pelamos y cortamos a juliana las cebollas, las sofreímos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra, cuando falte poco para terminar la cocción añadimos los ajos fileteados y el vino, subimos el fuego para que el alcohol se evapore. Añadimos el bacon y mezclamos bien que quede todo bien repartido y reservamos.

En una bandeja apta para horno, cubrimos el fondo con una capa de patatas, repartimos la mitad de la mezcla de bacon con cebolla, volvemos a repetir la misma operación, cubrimos con patatas, bacon y cebolla, salpimentamos  y vertemos la nata líquida.

Retiramos la capa de la superficie del queso, cortamos por la mitad y en 4 porciones, las distribuimos sobre la superficie. Horneamos a 200º durante 30 minutos, el queso debe quedar dorado y burbujeante.

Dejamos reposar 5 minutos y servimos.


Espero que os guste

8 comentarios:

  1. Jo també la vaig fer va ser amor a primera vista, va ser l'acompanyament del pollastre assegut de la Lola pel dia del dinar familiar pel meu cumple, van agradar molt.
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Qué rico Neus, me encanta!! Lo tengo que probar...A ver si se anima el frio, que apetecerá más poner el horno en marcha.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué rico, que delicada receta y que sencilla, con tu permiso la imprimo para este fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que rico, este verano estuve en la región de Saboya y los vi en varios restaurantes aunque no llegué a probarlo, pero si degustamos el reblochon! besos

    ResponderEliminar
  5. Que rico, no conecía esta receta tan buena y sana.Bsssss

    ResponderEliminar
  6. Ese pastel es una fiesta en sí mismo. Lo que no tengo tan claro yo es que vaya a venir de verdad el otoño, cuando ayer salí a la calle en tirantes... vamos a tener que esperar a comer platos así!

    ResponderEliminar
  7. Pero que buena pinta que tiene, me parece realmente apetecible, seguro que es una delicia, me quedo con la receta que no la conocía y en casa va a encantar seguro!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Aquesta es una receta molt bona i qué no es difícil de fer. El reblochon es un formatge deliciós i la seva historia es molt curiosa.
    Josep

    ResponderEliminar

En este blog encontrarás recetas que preparo en mi casa, bajo mi experiencia y como le gustan a los míos. No tengo más experiencia en la cocina que la que me enseña el día a día al tener que ponerme delante de los fogones.

Si tienes alguna pregunta y puedo ayudarte lo haré encantada. (nemavega@gmail.com)

Muchísimas gracias por vuestra visita.